Viaje a Valdez

Viaje a Valdez

Viaje a Valdez. Cuando llegamos a Whittier descubrimos una bulliciosa localidad que no esperábamos en absoluto. Decenas de barcos de recreo amarrados en el puerto, restaurantes en cada esquina, tiendas de regalos, empresas que ofertaban alquileres de kayaks, de canoas, visitas a glaciares y cruceros…

 

FICHA TÉCNICA

  • Titular: Viaje a Valdez. Día 5 en Alaska.
  • Estado: Alaska.
  • País: Estados Unidos.
  • Extensión: 1.717.854 km².
  • Habitantes: 725.000 Habitantes aprox.
  • Capital: Juneau.
  • Regiones: Cinco Regiones.
  • Artículos de Interés: Parque Nacional Fiordos de Kenai
  • Ciudades más importantes: Anchorage, Ketchikan, Prince Ruper, Sitka…
  • Lugares de interés: Tracy Arm Glacier, Glaciar Columbia, Bahía de los Glaciares, Seward…
  • Parques Nacionales: 8 Parques Nacionales en Alaska.
  • Otros Artículos: Alaska La Última Frontera
  • Mayor Altura: Monte McKinley, 6194m.
  • Moneda: Dólar.
  • Idioma: Inglés.
  • Autor del Artículo: Alicia Gómez.
  • Tipo de actividad: Turística…
  • Web Oficial: Turismo en Alaska.
  • Coordenadas GPS: Viaje a Valdez, Whittier.
  • Latitud: 60º 46′ 34» N.
  • Longitud: 148º 41′ 58» W.

 

Viaje a Valdez: Día 5 en Alaska

El sol brilló intensamente desde primeras horas de la mañana de nuestro quinto día en Alaska. Dejamos atrás la cabaña junto al lago para dirigirnos hacia Whittier donde cogeríamos el ferri para el viaje a Valdez. En poco más de una hora abandonaríamos definitivamente la Península de Kenai.

Bordeamos el Lago Portage observando los glaciares de alrededor que, resplandecientes por la luz solar, parecían completamente irreales. Los reflejos de las montañas en el agua emulaban verdaderas obras naturales de arte. La esencia alaskeña no dejaba de sorprendernos a cada instante.

Para llegar a Whittier es necesario atravesar el túnel “Anton Anderson”, una espectacular obra de ingeniería construida durante la Segunda Guerra Mundial.

Algo de Historia

Después de que los japoneses bombardearan Dutch Harbor, en las islas Aleutianas, el ejército de EEUU comenzó a buscar un lugar para edificar una base militar secreta. Esta base tenía que estar situada en un puerto sin hielo y a la vez debía ser lo más inaccesible posible. Encontraron el rincón idóneo en Whittier gracias a los picos de más de 1000m que la rodean y a las nubes que la ocultan prácticamente todo el año.

Para poder acceder a la ciudad construyeron un túnel de suministro y, para albergar a los aproximadamente 1000 trabajadores contratados, fue levantado el edificio más grande de Alaska en ese momento. El cuartel militar se mantuvo como tal hasta el año 1960, fecha en la que fue abandonado. En el año 2000 el túnel fue remodelado y adaptado para el tráfico existente y también para el ferrocarril. Actualmente se puede transitar por esta autopista y llegar hasta aquella fortaleza junto al mar.

Túnel Antón Anderson

Pasamos el túnel previo pago de 13$. Para cruzarlo hay un horario establecido ya que el pasaje es de un solo carril. A las 10 horas de la mañana, por ejemplo, avanzan los que se dirigen a Whittier. A las 11 horas es el turno de los que salen de allí. Y así sucesivamente.

Whittier

Whittier es una de las ciudades más pequeñas del mundo con una población que asciende a poco más de 200 habitantes. Es tan pequeña que, durante el frío invierno, todos viven en el mismo edificio de 14 plantas (Begich Towers). En su interior hay instalada una escuela, una iglesia, un hospital y un supermercado entre otras cosas.

Cuando llegamos a Whittier descubrimos una bulliciosa localidad que no esperábamos en absoluto. Decenas de barcos de recreo amarrados en el puerto, restaurantes en cada esquina, tiendas de regalos, empresas que ofertaban alquileres de kayaks, de canoas, visitas a glaciares y cruceros. Un hervidero de actividades para la época estival, por supuesto.

Caminamos por el malecón, visitamos algún comercio, comimos un helado, y finalmente recogimos en la terminal portuaria los tiques para el ferri, previamente comprados online en la página web  “http://www.ferrytravel.com” por el precio de 307$ (dos personas y el coche).

Viaje en Ferri a Valdez

Embarcamos una hora antes de la salida, ocupamos unos asientos que consideramos buenas posiciones para la navegación, y a las 13,30 horas en punto comenzó otra de las bonitas travesías que hemos realizado en Alaska. Según íbamos dejando atrás Whittier y nos adentrábamos en la Bahía Príncipe William, el escenario que se abrió ante nosotros solamente merece una palabra: “impresionante”. Fiordos de aguas azules, montañas nevadas, islas cargadas de vegetación, icebergs, leones marinos, focas, nutrias y delfines. Todo un despliegue de naturaleza salvaje.

Tras casi siete horas a bordo de aquella nave llegamos en nuestro viaja a Valdez al atardecer con estupendas vibraciones. Buscamos el alojamiento correspondiente a esa noche “Best Western”, cenamos unos riquísimos scallops en el restaurante del hotel, y finalizamos la jornada paseando por el puerto mientras los últimos rayos de sol doraban las cumbres blancas de la ciudad.

Continuar Viaje por Alaska

Continuar Viaje Día 6: Glaciar Columbia>>

Enlaces de Interés del Viaje a Valdez

Textos y Fotos: Alicia Gómez.

 

No hay comentarios

Escribir un comentario