Isla de la Palma en invierno

Isla de la Palma en Invierno. La Palma, Islas Canarias.

Isla de la Palma en invierno

Isla de la Palma en Invierno. A lo largo de este bosque de laurisilva, y mientras escuchamos el canto de los pájaros se pueden observar barbusanos, marmolanes y viñátigos, árboles típicos canarios, así como extensiones de helechos gigantes. La espesura forma parte del entorno flanqueado por estrechos barrancos.

 

FICHA TÉCNICA

 

Isla de la Palma en Invierno

La Isla de la Palma tiene una superficie de 708 km² y una población que asciende a 85000 habitantes. Es conocida como la Isla Bonita por sus paisajes, volcanes, bosques de laurisilva, dragos, plataneras, viñas, playas y un cielo lleno de estrellas. En el año 2002 todo el territorio insular fue declarado Reserva Mundial de la Biosfera, y desde el año 2012, gracias a su firmamento nocturno, está considerado destino Turístico Starlight.

En la isla de la Palma en Invierno. La Palma, Islas Canarias.

Situación

La isla de La Palma se sitúa en el Océano Atlántico, en pleno archipiélago de las Islas Canarias. Pertenece a la provincia de Santa Cruz de Tenerife y en ella encontramos la segunda mayor altura de la comunidad: El Roque de los Muchachos, con una altitud de 2426 metros.

Santa Cruz de la Palma

Aterrizamos a mediodía en el aeropuerto de Santa Cruz de la Palma (capital de la isla), alquilamos un pequeño coche y nos dirigimos hacia el hotel donde nos alojaríamos durante siete días. Una semana entera para conocer y disfrutar esta pequeña isla en mitad del Océano Atlántico. Elegimos el Hotel Taburiente, en la Playa de los Cancajos, en Breña Baja, por su buena situación, lo que facilitaría la visita de prácticamente todos los destinos posibles en este viaje

La primera toma de contacto fue muy positiva. Deambulamos por las inmediaciones del establecimiento, ubicado a pie del océano, junto a rocas de lava petrificada. El agua golpeaba con fiereza las diferentes formaciones levantando enormes oleadas de espuma mientras nosotros paseábamos por la bahía.

La Isla de la Palma en Invierno. Mar de Nubes, Isla de La Palma. Islas Canarias.

Primer día.- Ruta de los Volcanes

Existen aproximadamente 1000 kilómetros de senderos habilitados y teníamos que decidir por dónde empezar. Nos decantamos por la Ruta de los Volcanes, un recorrido espectacular a través de terrenos boscosos y cráteres de volcanes extintos. Iniciamos la travesía a las 10 de la mañana en el Refugio El Pilar, a 1450m sobre el nivel del mar, un área recreativa con parque infantil, duchas, aseos, mesas, bancos de picnic y barbacoas. Estábamos dispuestos a afrontar el reto. 500 metros de desnivel hasta alcanzar los 1949m de La Deseada.

Ruta de los Volcanes. Isla de La Palma en Invierno. Islas Canarias.

La Deseada

Atravesamos soberbios bosques de altos pinos y frondosa vegetación donde reinaba el silencio, divisamos a lo lejos, sobre una cama de nubes blancas, la Isla de Tenerife y la Isla de la Gomera, y finalmente, tras superar un desnivel de 500m, llegamos a Birigoyo (1807m), Hoyo Negro (1871m) y La Deseada (1949m). La niebla hizo acto de presencia cayendo implacable sobre las arenas volcánicas, y tuvimos que volver al punto de partida. La visibilidad era nula a más de veinte metros de distancia y no teníamos tiempo material para finiquitar la ruta. Era invierno y a las 5,30 de la tarde el sol oculta sus rayos por el horizonte. Así pues, deshicimos el camino hasta el aparcamiento.

Ruta de los Volcanes. Isla de La Palma en Invierno. Islas Canarias.

Segundo día.- Ruta Sur

Amaneció nublado, aunque la temperatura era buena. Decidimos ir al sur de la isla, a Fuencaliente, para ver el Volcán de San Antonio y el Volcán de Teneguía. Aparcamos en el Centro de Visitantes y, tras pagar 5€ por persona, accedimos a un recinto donde proyectaron un documental relativo a las erupciones de ambos volcanes. El primero de ellos, Volcán de San Antonio, entró en erupción en el año 1677, y el segundo, Volcán de Teneguía, en el año 1971.

Bordeamos la cresta del Volcán de San Antonio hasta un pequeño mirador desde donde observamos la cantidad de coníferas que se han ido instalando paulatinamente en el interior del cráter. En los aledaños, el Volcán de Teneguía, el océano y las olas rompiendo salvajemente en la arena negra. Inesperadamente comenzó a llover, se arruinó nuestro paseo y, calados, regresamos al coche. Teníamos en mente acercarnos al segundo volcán, pero la lluvia caía insistente y renunciamos al plan.

Salinas de Fuencaliente. Isla de La Palma en Invierno. Islas Canarias.

Inmediatamente cambiamos de objetivo y nos dirigimos a las Salinas de Fuencaliente, un Espacio de Interés Científico y protegido dentro de la Reserva de la Biosfera de la Isla de la Palma. Caminamos por este complejo salinero construido muy cerca del Faro y, sin dilación, hicimos una parada para reponer fuerzas en el restaurante «El Jardín de la Sal», levantado a la orilla del mar.

Poco después, ya con dirección al hotel, nos detuvimos para visitar uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la isla. El Parque Arqueológico de Belmaco, es un conjunto de cuevas naturales con grabados rupestres. Pagamos 2€ por persona en la entrada, tardamos diez minutos en el recorrido y la verdad es que no resultó nada interesante.

Parque Arqueológico de Belmaco. Isla de La Palma en Invierno. Islas Canarias.

Tercer día.- Roque de los Muchachos

Aunque amaneció nublado, como parece ser habitual en estas latitudes, decidimos llegar al Roque de los Muchachos y sus alrededores. El Roque es el punto más alto de la isla con 2426m. Allí se encuentra el Observatorio Astrofísico mejor equipado del mundo, un centro de investigación científica que incluye el Gran Telescopio Canarias, el mayor telescopio óptico-infrarrojo del planeta.

Gran Telescopio Canarias, Observatorio Astrofísico. La Palma, Islas Canarias.

Salimos del hotel con 18 grados de temperatura. Pasamos Santa Cruz de la Palma por la carretera de circunvalación y giramos hacia el oeste por la LP-4. El paisaje nos sorprendía a cada momento con viviendas de todos los colores imaginables y bosques tan frondosos como auténticas selvas.

Según ascendíamos la montaña, la temperatura descendía a pasos agigantados. Pico de la Nieve, Monumento al Infinito, Pico de la Cruz y Mirador de los Andenes. Allí, entre los kilómetros 31 y 32 tuvimos que parar. Viento gélido, un grado de temperatura, hielo en el pavimento, mucha niebla y nuestra desilusión. Imposible seguir avanzando. Salimos del coche únicamente para ver los telescopios en la lejanía, las cumbres de los montes adyacentes asomando tímidamente entre las nubes, y los carámbanos prendidos al ramaje.

Como no podíamos luchar contra los elementos, regresamos a la carretera principal rumbo norte hacia Puntallana y San Andrés. Muy cerca de esta localidad se encuentra uno de los rincones con más encanto de la isla.

Roque de los Muchachos. Isla de La Palma en Invierno. Islas Canarias.

Los Tilos en la Isla de la Palma en Invierno

Un primitivo bosque de Laurisilva declarado por LA UNESCO en 1983 Reserva de la Biosfera. Paseamos entre tilos, laureles y brezos hasta alcanzar la cascada escondida. Una escena propia de cuentos de hadas y elfos.

Por la tarde nos acercamos a el Charco Azul, unas piscinas naturales de color turquesa y agua salada, aisladas artificialmente del mar por una especie de vallado que impide el paso del intenso oleaje existente en la zona. Un emplazamiento perfecto para tomar un baño con mucha tranquilidad. En verano, por supuesto.

Cascada de los Tilos. Isla de La Palma en Invierno. Islas Canarias.

Cuarto día.- Cubo de la Galga

Iban pasando los días y aún teníamos mucho que hacer en la isla. Este cuarto día decidimos hacer la Ruta del Cubo de la Galga, llamado también El Bosque Encantado. Este trayecto conduce al Mirador Somada Alta en una ruta de 4,5km (sólo ida) y un desnivel de 400m, atravesando la senda más fascinante de Isla de la Palma.

Ruta de El Cubo de la Galga. La Palma en Invierno. Islas Canarias.

A lo largo de este bosque de Laurisilva, y mientras escuchamos el canto de los pájaros se pueden observar barbusanos, marmolanes y viñátigos, árboles típicos canarios, así como extensiones de helechos gigantes. La espesura forma parte del entorno flanqueado por estrechos barrancos. En las verticales paredes abundan las cuevas donde anidan las aves: palomas, perdices, búhos, lechuzas y murciélagos.

Ruta Senderismo de El Cubo de La Galga. Isla de La Palma en Invierno. Islas Canarias.

Según avanzábamos por la vereda teníamos la sensación de encontrarnos en un bosque encantado donde podrían haber aparecido duendes en cualquier instante. Estábamos cautivados, hechizados por todo cuanto nos rodeaba. Tras dos horas de marcha, 4,5km y un desnivel de 400m llegamos al Mirador Somada Alta. Desde allí el panorama es impresionante. Tomamos un tentempié e iniciamos el descenso.

Ruta Senderismo El Cubo de La Galga. Isla de La Palma en Invierno. Islas Canarias.

La Playa Nogales

Seguidamente, y sin perder tiempo, fuimos a visitar una de las mejores playas de la isla. La Playa Nogales, en Puntallana. Desde el aparcamiento hay habilitado un sendero de 0,60km, con 380 escalones, bien acondicionado y protegido con barandas de madera que nos permite aproximarnos a la orilla en 15 minutos. Aunque resulta un poco agotador, vale la pena. Las vistas de la playa de arena negra y de los abruptos acantilados son espectaculares. Unas cuantas fotografías junto al mar, y dimos por finalizado el día.

Playa Nogales. Isla de la Palma en Invierno. Islas Canarias.

Quinto día.- Ruta Oeste

La actividad durante el quinto día de estancia en la isla fue bastante mediocre. Los oscuros nubarrones, la niebla y la lluvia estropearon cualquier intento de excursión a pie. Subimos al vehículo y rumbo oeste. El Paso, Los Llanos de Aridane y Tijarafe, tres bonitos pueblos palmeros. Recorrimos estrechas veredas junto al océano donde abundan las plantaciones de plátanos y comimos en un típico restaurante canario.

Parque Nacional de la Caldera de Taburiente. Isla de La Palma en Invierno. Islas Canarias.

Una hora después entrábamos en el Parque Nacional Caldera de Taburiente por el Barranco de las Angustias. Aparcamos el coche junto a la quebrada y miramos al cielo. Los picos estaban cubiertos de nubes y caía una fina lluvia que nos hizo desistir de internarnos en La Caldera. Nos dirigimos a la otra entrada (LP-302) con idea de subir a La Cumbrecita. Desde una garita una señora preguntó si teníamos permiso para aparcar en la cima. (No habíamos previsto este apunte, ya que no imaginábamos que hubiera tanta demanda en el mes de enero). Reconocimos nuestro error, y nos indicó que fuéramos al Centro de Visitantes para obtener la autorización.

Sendero en el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente. La Palma. Islas Canarias.

Deshicimos los 500m que nos separaban del recinto y solicitamos el permiso. Todo inútil. No había disponibilidad para los siguientes días, aunque sugirió que podíamos aguardar hasta el atardecer y esperar a que el aparcamiento fuera quedando libre. Un poco apesadumbrados, regresamos al hotel en Los Cancajos a fin de dar un relajado paseo junto al mar. Habrá que volver a La Palma para conocer La Caldera de Taburiente.

Parque Nacional de la Caldera de Taburiente. La Palma. Islas Canarias.

Sexto día.- Ruta Norte

Era el último día en la isla y nos decantamos por una visita al norte. Cruzamos, con bastante niebla y una lluvia fina y persistente, las poblaciones de Puntallana, San Andrés, Barlovento, y finalmente Garafía. La carretera es un amasijo de curvas, puentes, túneles, y esencialmente bosques de Laurisilva y estupendas vistas del océano. El paisaje no defrauda en ningún punto del itinerario.

Mirador del Aserradero. La Palma. Islas Canarias.

Cuando llegamos al destino fijado, descendimos por una sinuosa vía hasta Porís de Garafía, un pequeño embarcadero con un encanto sublime, situado en una arriscada zona de difícil acceso. Desde el Mirador El Serradero pudimos contemplar cómo las olas embravecidas se estrellaban con suma violencia contra los enormes roques.

Volvimos sobre nuestros pasos e hicimos una parada en La Fajana, un atractivo enclave con tres piscinas naturales de agua marina cristalina. Hay unas pasarelas de madera para acercarse al agua y bañarse protegidos del fuerte oleaje. Desde cualquier punto de esta costa las vistas del mar son de una belleza inigualable. Nos sentamos en la terracita de uno de los restaurantes del lugar y saboreamos unos pescaditos mientras observábamos embelesados el horizonte.

La Fajana. La Palma. Islas Canarias.

Finalizamos el viaje con una maleta cargada de lindos recuerdos, actividades, emociones y espacios naturales de ensueño. Las formaciones de lava petrificada en las orillas bajo escarpados acantilados, el embate de las olas, las grandes extensiones de plataneros, las puestas de sol y los bosques de Laurisilva nos han sorprendido gratamente y nos han enamorado con sus colores verde, azul y negro. Cierto es que no ha sido posible acceder a La Caldera, pues aunque viajar en invierno tiene sus ventajas, a veces el tiempo no acompaña todo lo que deseamos.

El dato de la Isla de la Palma en Invierno

Si quieres o buscas más información de la Isla de la Palma, aquí os dejo otro artículo publicado en esta web dedicado también a La Isla Bonita:

La Palma a Ritmo Lento

Hablar de la antigua calle real de Santa Cruz de La Palma es hablar de la ciudad misma y, por ende, de La Palma. La calle es arteria principal de su casco antiguo y espacio socio cultural de sus pobladores. En paralelo a la orilla del mar, recibe actualmente, tres denominaciones; O’Daly, en memoria del comerciante irlandés Dionisio O`Daly (fallecido en 1796)… Leer más>>

Más Información de la Isla de la Palma en Invierno

Una ruta de lo más recomendable es acercarse a los Nacientes de Marcos y Cordero. Es quizás una de las rutas más emocionantes y naturales de toda la Isla de la Palma.

Nacientes de Marcos y Cordero

La ruta de Nacientes de Marcos y Cordero discurre junto a una canalización donde tendremos que atravesar trece túneles. Pasado el túnel número doce llegaremos al manantial o Naciente de Marcos al que vemos brotar desde la misma roca. El Naciente de Cordero se sitúa algo más arriba, tras la salida del túnel número trece, donde la surgencia de agua, salta en tres preciosas cascadas… Leer más>>

Enlaces de Interés de la Isla de la Palma en Invierno

Textos y Fotos: Alicia Gómez.

No hay comentarios

Escribir un comentario