Castillo de San Marcos

Castillo de San Marcos

En el año 1668, los habitantes de la ciudad decidieron edificar un castillo de piedra para su protección. La construcción del Castillo de San Marcos empezó en octubre de 1672. Los trabajadores fueron traídos de La Habana (Cuba), y la obra fue hecha en su mayor parte con coquina…

 

FICHA TÉCNICA

  • Titular: Castillo de San Marcos.
  • Empresa/Gestora: National Park Service.
  • Situación: San Agustín.
  • Estado: Florida.
  • País: Estados Unidos.
  • Accesos: Desde Orlando.
  • Medidas Preventivas: Monumento Nacional.
  • Área Protegida: 8 Hectáreas.
  • Creación del Monumento: 1924.
  • Web Oficial: El Castillo.
  • Teléfono de Contacto: 904 829 6506.
  • Coordenadas GPS: Castillo de San Marcos
  • Latitud: 29º 53′ 52» N.
  • Longitud: 81º 18′ 41» W.
  • Autor del Artículo: Alicia Gómez.

 

San Agustín

Nadie podría imaginar la posibilidad de encontrar una pequeña y vieja ciudad española en medio de una autopista americana. Y sin embargo, ahí está, la ciudad de San Agustín, llena de historia y encanto, abre sus puertas al turismo mundial.

Situación

San Agustín es una de las primeras ciudades españolas fundada en el nuevo mundo y pertenece al Condado de Saint John (Florida, EEUU), en la región conocida como Primera Costa de Florida. En ella residen cerca de 13000 personas, y uno de sus mayores atractivos radica en el Castillo de San Marcos, una imponente mole de piedra sobre la que ondea una bandera blanca con la cruz de Borgoña.

Algo de Historia

San Agustín es el asentamiento europeo más antiguo ocupado en los Estados Unidos. Los primeros españoles que llegaron allí iban dirigidos por Ponce de León (año 1513), quien nombró la zona recién descubierta “La Florida”, al haber desembarcado un Domingo de Resurrección, llamado en España Pascua Florida.
El día 8 de septiembre de 1565, Pedro Menéndez de Avilés, capitán general de la flota de las Indias y Adelantado de La Florida, desembarcó asimismo en este lugar y lo reclamó para España y La Iglesia. Se celebró una Misa en las inmediaciones de la bahía y desde entonces el lugar fue bautizado “Misión Nombre de Dios”.

Tras derrotar a un grupo de hugonotes franceses, que se había atrincherado en un fuerte construido por ellos mismos en la desembocadura del Río San Juan, fundó la ciudad de San Agustín y fue nombrado primer gobernador español de Florida.

Corsarios y Piratas

La vida en la ciudad de San Agustín no transcurrió pacíficamente. En el año 1586 el corsario Francis Drake, al servicio de la corona inglesa, atacó la ciudad. Sin embargo, y a pesar de arrasar y quemar los edificios, no consiguió reducir a las tropas españolas. Este corsario dirigió numerosas expediciones navales contra los intereses españoles, fue comerciante de esclavos, político y vicealmirante de la Marina Real Británica. Personaje controvertido, ya que vivió en una época en la que Inglaterra y España estaban enfrentadas militarmente. Fue considerado un pirata para los españoles y un héroe para los ingleses, siendo incluso nombrado caballero por la Reina Isabel I en recompensa por sus servicios a la corona.

Castillo de San Marcos

En el año 1668, los habitantes de la ciudad decidieron edificar un castillo de piedra para su protección. La construcción del Castillo de San Marcos empezó en octubre de 1672. Los trabajadores fueron traídos de La Habana (Cuba), y la obra fue hecha en su mayor parte con coquina, una mezcla de moluscos y arena aglutinada por la cal de las conchas, extraída de la Isla Anastasia, al otro lado de la bahía, y llevada en barcos a San Agustín. Tras veintitrés años de durísimo trabajo, la fortaleza fue completada. Sirvió durante siglos como recinto fortificado frente a los ataques piratas, y fue empleado también como prisión militar hasta el año 1924, fecha en la que fue declarado Monumento Nacional.

Visita del Castillo de San Marcos

Recorrimos la pequeña ciudad que nos hizo recordar en todo momento a uno de nuestros queridos pueblos españoles esparcidos por La Mancha. Las calles empedradas, la primera escuela, la antigua noria para sacar agua de los pozos, incluso encontramos a un comerciante de Toledo que vendía sus damasquinados en uno de los rincones más bonitos del pueblo. Paseamos tranquilamente hasta llegar a la base del castillo. No dudamos un momento, cruzamos el viejo puente sobre el foso y entramos en el recinto.

La Fortaleza en datos

El Castillo de San Marcos cubre una superficie de 8 hectáreas (0,080 km cuadrados). Las murallas se elevan 10m sobre el nivel del mar y tienen un grosor de 3,65 metros. Hombres y mujeres disfrazados de época deambulan por el interior del fuerte reviviendo la historia del mismo y narrando episodios acaecidos a los colonos que vivieron allí. También hay demostraciones con antiguas armas y cañones.

En una de las habitaciones del castillo, un magnífico galeón español, hundido en el siglo XVI y recuperado no hace muchos años, se alza orgulloso. Nos resultó muy curiosa la inscripción que detalla cómo el temido pirata Drake, quien asaltó y saqueó la flota española durante años, fue condecorado y recibió el título de “Sir” de manos de la Reina Isabel I.

La Zona defensiva

Anduvimos por todo el Castillo de San Marcos disfrutando enormemente. Llegamos a la zona de las torres y pudimos comprobar su situación estratégica frente a la bahía. Los cañones de hierro destinados a la defensa del castillo se encuentran perfectamente alineados junto a las almenas. Dan la impresión de poder ser utilizados en cualquier momento. Nos acercamos a ellos y comprobamos que desde ese ángulo la vista del mar y de la villa es espectacular.

Ermita de la Virgen de la Leche

Tras dos horas de visita, descubrimos un patio interior, una amplia zona cubierta de hierba llamada “Zona Verde”. Descansamos unos minutos mientras tomábamos un pequeño picnic. A continuación, nos dirigimos a la Ermita de la Virgen de la Leche y del Buen Parto. Visitamos el lugar exacto donde el día 8 de septiembre de 1565 desembarcó el insigne navegante Pedro Menéndez. Aquí celebró la primera Misa en tierras americanas, dando gracias a Dios por haberles permitido llegar a su destino. Se trata de un espacioso parque junto al mar, con una cruz muy elevada y una pequeña ermita donde se venera una imagen de la Virgen lactante, denominada “Nuestra Señora de la Leche”.

Fuente de la Eterna Juventud

Un bosque de robles y cedros rodea la ermita en el centro de la Misión, y un número considerable de ardillas merodea por las lápidas del cementerio adyacente.
A la caída de la tarde nos acercamos a visitar la famosa “Fuente de la Eterna Juventud”. Lugar emblemático buscado incesantemente y sin éxito por Ponce de León. Allí bebimos el agua que brota impetuosa, sintiendo en ese momento la fuerza de los antiguos pobladores de La Florida.

Enlaces de Interés

Textos y Fotos: Alicia Gómez.

 

No hay comentarios

Escribir un comentario