Valle de las Mil Flores

Valle de las Mil Flores

«El Valle de las Mil Flores. Al coronar un pequeño montículo apareció ante nosotros el valle. Majestuoso. Espectacular. Montañas por todas partes y una especie de arroyo o río deslizándose lentamente en el centro de aquel paisaje ártico. Avanzamos lentamente disfrutando de aquella maravilla de la naturaleza»

FICHA TÉCNICA

  • Titular: Valle de las Mil Flores.
  • Situación: Círculo Polar Ártico. Entre Canadá e Islandia.
  • Dependencia: Isla de Groenlandia.
  • País: Dinamarca.
  • Inicio/Final: Narsarsuaq.
  • Longitud del Trekking: 12Km. aprox.
  • Tiempos/Duración: 8 Horas.
  • Artículos de Interés: Igaliku, Groenlandia los Sonidos del Silencio.
  • Desnivel: 550m.
  • Web Oficial: Visita Groenlandia.
  • Empresa de Guías: Tierras Polares.
  • Coordenadas GPS:Narsarsuaq. Valle de las Mil Flores.
  • Latitud: 61º 09′ 24» N.
  • Longitud: 45º 25′ 31» W.
  • Autor del Artículo: Alicia Gómez.

 

El Valle de las Mil Flores

Iniciamos la marcha con un sol radiante y un frío intenso. Nuestro equipo consistía en pantalón y jersey de forro polar, pantalón impermeable, chubasquero, botas de trekking y una pequeña mochila con nuestros efectos personales, incluida una mosquitera. Los primeros cuatro kilómetros fueron senderos pedregosos rodeados de montañas y escasa vegetación. Los lagos aparecían desiertos, sin vida, escondidos entre las cumbres nevadas. Nos acompañaban nubes blancas y grisáceas rozando con sus sombras los picos. Un día perfecto.

Situación

 

Explorando El Valle de las Mil Flores

Al coronar un pequeño montículo apareció ante nosotros. El Valle de las Mil Flores. Majestuoso. Espectacular. Montañas por todas partes y una especie de arroyo o río deslizándose lentamente en el centro de aquel paisaje ártico. Avanzamos lentamente disfrutando de aquella maravilla de la naturaleza. Las cascadas poco caudalosas caían bruscamente por las laderas de las montañas.

La tundra se extendía en todo su esplendor: suelo de musgo, líquenes, algodón ártico y otras pequeñas florecillas. Atravesamos el valle comprobando que el agua que nos acompañaba provenía directamente del Glaciar Kiagtuut, debido al retroceso glaciar y la consiguiente sedimentación. Al llegar a este punto tuvimos que utilizar las mosquiteras.

Glaciar Kiagtuut

Los mosquitos nos atacaban sin piedad y no había manera de deshacerse de ellos. Una vez cruzado el valle, una pared de piedra, arbustos y un desnivel acentuado nos esperaba. Uno por uno fuimos ascendiendo, utilizando a veces una cuerda para ayudarnos en la escalada. Arriba la vista nos dejó sin aliento. El valle. Una mezcla de colores y el silencio. No era necesario hablar, sencillamente observar y retener en la memoria tanta inmensidad. Continuamos la marcha aproximadamente una hora más entre lagos, cascadas y más montañas. No sabíamos lo que nos esperaba al final del camino.

Paisajes Árticos, Valle de las Mil Flores

La enorme lengua del Glaciar Kiagtuut descendía abruptamente abriéndose camino entre las paredes nevadas. El sol iluminaba aquella belleza. Descansamos para tomar un tentempié mientras admirábamos el paisaje y poco después deshacíamos el camino andado con la satisfacción de haber podido contemplar un trozo de naturaleza virgen. Cuando volvíamos al hostal donde nos alojábamos y antes de cruzar el fiordo en nuestra zódiac particular, pudimos ver cómo cambiaban sus formas los icebergs, brillando intensamente bajo los reflejos del sol.

Más Información

Exploramos toda esta región ártica que nos deja boquiabiertos, cada día es una nueva experiencia, una nueva aventura cargada de momentos, de sensaciones que difícilmente olvidaremos.

Quizás te interese…

Glaciar de Qaleraliq

«En el Glaciar Qaleraliq la primera impresión fue indescriptible. Una playa de arena fina, cuatro tiendas instaladas en medio de ninguna parte, hielo por doquier y allá al fondo, alzándose sobre el nivel del mar, los glaciares, dos inmensas masas de hielo intentando acercarse a la orilla y el Inlandis» Leer más>>

Igaluku, el Pueblo más bello de Groenlandia

«Igaliku es el pueblo más bello de Groenlandia. Un pequeño poblado con apenas 20 casas que se divisaba en el fondo del valle al término del fiordo. Nos acercamos al pueblecito a través de un pequeño sendero de tierra que baja hasta la orilla del lago y comprobamos que no hay actividad alguna» Leer más>>

Groenlandia, Los Sonidos del Silencio

«Groenlandia los Sonidos del Silencio. Fiordos plagados de icebergs con paisajes espectaculares… Glaciares que quitan el aliento con sus enormes paredes verticales… Lagos espectaculares rodeados de montañas… Valles de aspecto desértico contrastando con tundra verde y frondosa… Pueblos de pescadores» Leer más>>

Enlaces de Interés

Textos y Fotos: Alicia Gómez.

No hay comentarios

Escribir un comentario