Logo 1.jpg (14650 bytes)

Agre.jpg (8415 bytes)

Mail.jpg (8487 bytes)

Aventura

Club Deportivo Elemental "En Ruta".

En Ruta

CLUB DEPORTIVO ELEMENTAL "EN RUTA" 
CIF G-16201212 Alfonso VIII, 89 . 16001 CUENCA
Teléf. 969 229 778 / 649118504 / 667654390
publicidadser@terra.es       clubenruta@hotmail.com 

En Busca del Río Escabas por El Estrecho del Arroyo Frío

2003


De nuevo descubrimos con el Club En Ruta lugares recónditos de la Serranía de Cuenca. Vamos a hacer un recorrido de una belleza singular, encañonándonos en la hoz del Royo Frío en busca del Escabas, inmersos entre afiladas rocas verticales, impresionantes bosques de pinos, avellanos y acebos en plena Reserva Nacional de Caza.

      Son las 6:45 horas y hace sólo unos minutos que empezó a clarear el día. Se deja notar el fresco de la mañana y camino de Villalba de la Sierra, la proximidad al Júcar enfría aún más nuestros huesos que no desean más que kilómetros para ir entrando en calor. Y no nos van a faltar porque todavía nos quedan por delante 112 kilómetros de carreteras, caminos, trialeras y la espectacular hoz del Royo Frío que no es ciclable y que nos va a obligar a cargar con nuestras bicis durante un buen tramo.

    Los primeros rayos de sol ya iluminan las cumbres de la Sierra de Bascuñana y la hoz del Cambrón. Atravesamos Villalba de la Sierra y nos dirigimos a Las Majadas. En los últimos tramos de ascensión al puerto vemos desde lo alto los caminos que nos asoman al Júcar por encima del canal y los que nos aproximan a la Hoz del Moro que baja a Portilla, la mayoría conocidos y otros por explorar. En Las Majadas nos sorprenden unos madrugadores y veteranos andarines, que en un grupo de más de 15 se dirigen hacia Los Callejones. Continuamos nuestro camino hacia el cruce de El Hosquillo y por fin, en la Fuente de la Tía Perra, hacemos una primera parada para reponer fuerzas y coger agua de esta fuente tan emblemática de nuestra serranía. Pasamos por El Cerviñuelo y descendemos en busca del Escabas a través del estrecho de Royo Frío, uno de los parajes de nuestra geografía que más nos ha impresionado.

"Sumergidos en el Arroyo Frío nos aproximamos a la Cascada de El Fraile cuyo murmullo ya  nos anuncia su espectacularidad. Primera toma de contacto con el Arroyo Frío que no se llama así por casualidad. En los tramos más difíciles del estrecho tenemos que colaborar en equipo formando una cadena humana para bajar las bicicletas"

Antes de meternos de lleno en el barranco, abandonamos el camino y bajamos por una trialera hasta la base del pico de El Fraile, una impresionante pared vertical en forma de cuchillo en cuya cima reposa inestable una gran piedra en un alarde de equilibrio calcáreo.

"Cerca de su desembocadura, el “Frío” se estrecha entre paredes rocosas formando profundas pozas que ralentizan nuestra marcha. El pico de El Fraile se alza como una gigantesca aguja presidiendo la espectacular hoz del arroyo Frío"

El murmullo de la cascada de El Fraile nos anuncia su proximidad  pero sólo es visible a unos pocos metros de distancia ya que el arroyo serpentea entre grandes moles de piedra. Cuando estás al pie de este sorprendente salto de agua no dejas de maravillarte por su belleza y por el magnífico entorno en el que se halla.
Inmersos en el curso del arroyo, nos estremecen sus gélidas aguas y comprobamos en primera persona por qué se llama Royo Frío. Como podréis ver en las fotografías que ilustran el reportaje, nos vemos obligados a desmontar de las bicicletas y en muchos casos a hacer cadenas humanas para salvar los accidentes naturales que vamos encontrando. 

"Los más valientes se sumergen en una ducha más que refrescante. Hay que contener la respiración para aguantar el impacto helador de estas gélidas aguas. La Cascada de El Fraile está enclavada en un entorno de difícil acceso, alejado del turismo de masas como ocurre con el nacimiento del río Cuervo"

    Quinientos metros más adelante la hoz se abre y nos permite disfrutar de su parte final montados en nuestras bicis hasta la desembocadura en el Escabas.

"El descenso por la trialera hacia El Fraile es vertiginoso con una pendiente acusada y grandes roderas por efecto de las riadas. Tenemos la vista general de la Hoz del Frío y el pico de El Fraile y cruzamos el Escabas a la altura de la desembocadura del “Frío”

Ya por carretera seguimos el curso del río aguas arriba hasta Tejadillos, donde se encuentra el Monumento a la Madera de Gustavo Torner y llegados al cruce de Lagunillos, comenzamos la subida del puerto, junto al arroyo del Obriguillo, que nos llevará de nuevo a las inmediaciones de la Fuente de la Tía Perra.
Regresamos a Cuenca por carretera a buen ritmo a veces frenado por fuertes rachas de aire que entran de cara y que se hacen más constantes a partir de Villalba de la Sierra. Son las 13:30 y estamos llegando a Cuenca bajo un sol de justicia pero el recuerdo de la cascada de El Fraile y los remojones en las refrescantes aguas de Royo Frío y del Escabas atenúan la sensación de calor y de cansancio.
De nuevo hemos vuelto a saciar nuestra sed de bicicleta en una estupenda jornada de ciclismo de montaña y no dudamos en volver a visitar muy pronto estos parajes, quizá sea la semana que viene.

Hasta entonces, que tengáis un verano sobre ruedas.

Fotos y Textos: Pablo Fernández.

 
Agre.jpg (8415 bytes)

Diseño y Maquetación

acampamos.com

Apartado de Correos 639

45080-Toledo

Mail.jpg (8487 bytes)
Web en construción permanente

Atras_Principal.jpg (15662 bytes)