Logo 1.jpg (14650 bytes)

Agre.jpg (8415 bytes)

Mail.jpg (8487 bytes)

Aventura

Club Deportivo Elemental "En Ruta". Documentos "En Ruta". Consejos del Club en Ruta: Rutas Nocturnas.

CLUB DEPORTIVO ELEMENTAL "EN RUTA"

 
CIF G-16201212 Alfonso VIII, 89 . 16001 CUENCA
Teléf. 969 229 778 / 649118504 / 667654390

publicidadser@terra.es       clubenruta@hotmail.com 

Rutas Nocturnas

SALIDAS NOCTURNAS EN BICICLETA:

             Mi primera bici, una “Torrot” plegable de paseo, tenía guardabarros, porta equipajes, dinamo y luz. Cuando necesité una mayor compré de segunda mano una  grande de barra y frenos de varilla, donde estos accesorios eran muy robustos. Hace unos 14 años decidí comprarme una bici de montaña y me pareció lógico acoplarle los mismos accesorios. Fue hace unos 4 ó 5 años cuando comencé a hacer rutas nocturnas y se debió a la imposibilidad de ir en otro momento del día.

              Acabada la jornada de trabajo y/o las obligaciones familiares salía por rutas bien conocidas, normalmente por carreteras secundarias cercanas a Cuenca con escaso o nulo tráfico. No me gusta mucho repetirme y pronto le perdí miedo a la noche y me aventuré por caminos incluso desconocidos. La experiencia de todo este tiempo saliendo de noche me permiten, modestamente, hacer una reflexión sobre  las rutas nocturnas, el equipamiento necesario y ciertas precauciones a tener en cuenta.

Ventajas de prepararse para salir de noche:

            Comenzaré intentando explicar por qué prepararse para poder  salir de noche y cuáles son sus ventajas:

  1. Permite alargar el período del año para practicar ciclismo. En invierno los días son cortos y no todos tienen el privilegio de tener un  buen horario de trabajo o no tener obligaciones de otro tipo.
  2. Permite que las rutas de tarde puedan alargarse sin riesgo, tanto por gusto como por avería o necesidad.
  3. A todos los que nos gusta salir a diario nos permite disponer de una franja horaria estable, tanto los días laborables como los fines de semana.
  4. Salir habitualmente de noche supone disponer de un rato para la reflexión consciente o inconsciente con uno mismo. La noche que te rodea es oscura y llena de encanto; la luz de tu bici te enfoca únicamente una parte delante de ti y te hace permanecer alerta, y se produce una comunión espiritual que te lleva a un estado próximo al sueño. Esta sensación puede echarse de menos incluso más que la mera sensación de cansancio físico o  la necesidad de hacer deporte.
  5. Te puede ayudar a mejorar la imagen de ti mismo pues te permite afrontar con éxito un reto que a muchos parece  insuperable. El miedo a la oscuridad o  a lo desconocido nos acompaña desde niños. Salir de noche, afrontando la falta de luz, el frío, la soledad … ayuda a superar otos miedos y a afrontar la vida con más empuje, con más ganas.
  6. Permite disfrutar de otra manera de entornos urbanos; cuando casi no hay tráfico ni gente; cuando las luces de la noche jalonan el casco urbano.
  7. Es sorprendente lo distinta que puede parecer una ciudad de noche. Pasear en bici de noche ofrece una amalgama de sensaciones que van desde el miedo,  como en ciertas barriadas donde la bici es un buen vehículo para escapar de posibles riesgos reales o ficticios, al deleite, como en  las callejuelas de cascos históricos con una iluminación especial, o en jardines donde puede disfrutarse del olor de las flores o el rumor de las fuentes sin el chirriar de los coches, las motos, los niños…Los colores de las luces de los carteles publicitarios, los reflejos en el agua, las farolas, los semáforos, los cruces de calles sin coches, sin gente; posiblemente con otros habitantes de la noche como los camiones de basura, los operarios de riego, los barrenderos, los costaleros ensayando la Semana Santa, los pescadores en el mar, los camareros recogiendo terrazas, la gente enfundada en abrigos y guantes cerrados, la policía, el vaho de tu respiración en manga corta tras una cuesta, el borracho, la prostituta, la zona de marcha donde alguien te grita  ¡ay tú “Indurain”!… y todo lo ves pasar, nada es estático en la bicicleta, salvo ese fondo oscuro de estrellas o esa nube tenuemente iluminada por las luces urbanas que hace que todo parezca un escenario de película y el suave sonido del giro de tus ruedas bajo los pies.
  8. En el monte de noche se contacta con la naturaleza de una forma especial. La luna es la que marca el entorno. Si es creciente sale muy pronto y te muestra los alrededores. Si es llena o algo decreciente sale tarde y puede hasta deslumbrar. Si hay poca deja el protagonismo a las estrellas, que, por la ausencia de luces artificiales, pueden brillar en todo su esplendor.

La falta o disminución de visibilidad hace que un entorno conocido se muestre diferente. La noche lo hace diferente.

  1. El tiempo se convierte en algo subjetivo. Una ruta por carretera puede hacerse pesada en poco tiempo, y sin embargo, por un camino entretenido en una ruta aunque sea una ruta larga ni te enteras. Esto mismo puede ocurrir en una ruta diurna, pero en ello interviene más el entorno, el paisaje. Por la noche el protagonismo principal lo tiene  el camino, apenas unos metros delante de ti.
  2. Por la noche en carreteras secundarias resulta fácil apreciar la llegada de un coche en sentido contrario porque lleva luces y se muestran mucho antes de la llegada del mismo. De día no puedes aventurarte demasiado en las curvas, pues cuando menos te lo esperas viene un coche. Esto puede ser más importante en carreteras secundarias que no tienen raya en el centro y puedes encontrar un coche, camión o autobús encima de tu lado de la carretera.
  3. Finalmente, el hecho de que dependas sólo de ti, saberte lejos de pueblos, de coches, de casas, etc, aviva tu sentido de la orientación, la memoria visual y el conocimiento del entorno, así como la confianza en ti mismo y el sentido de la responsabilidad.

Equipo necesario:

            A continuación se comentará el equipo que puede ser necesario para salir en cualquier época del año en bicicleta por la noche:

Equipos complementarios de seguridad:

  • Una o dos cámaras  de repuesto. Dependerá del sitio que uno tenga  para bultos y la pericia para reparar pinchazos en ruta.
  • Caja de parches y desmontables, por si acaso.
  • Teléfono móvil. Como el  número 112 tiene cobertura en todo el territorio, el móvil es la mejor herramienta de seguridad en caso de accidente.
  • Una bomba para hinchar las ruedas.
  • Juego de multi-herramientas de poco peso, mejor con tronchacadenas.
  • Algunos tornillos de repuesto y un repuesto de cable de freno y de cambio.
  • Gafas transparentes o de gran visibilidad. Viene bien para evitar el impacto de mosquitos.
  • Posiblemente el mayor riesgo de salir por el monte de noche sean los perros sueltos. Los de los ganados no suelen dar problemas si no pones en peligro el rebaño, pero no te puedes fiar. Hay en el mercado sistemas electrónicos que emiten continuamente ultrasonidos, pero necesitan revisar las pilas y un buen mantenimiento. Existen también silbatos especiales. Si sale algún perro silbas y en teoría se van. No los he probado aún, pero parece el sistema más adecuado.

He oído perros por la noche en bici en multitud de ocasiones y jamás he tenido el más mínimo percance. Incluso he pasado entre rebaños protegidos por mastines y se han limitado a ladrar a cierta distancia. Sí he tenido algún problema de día, pues un perro se me enganchó de la zapatilla.

  Luces:

  • Una pequeña linterna, tipo llavero, con recambio de pila y de bombilla. Muy útil cuando tienes que cambiar la rueda, o hacer algún ajuste en ruta.
  • Luces delanteras. En el mercado encontrarás multitud de modelos. Si no te llega el presupuesto para comprar una buena linterna de bici, incorpora una dinamo. Las linternas baratillas suelen ser muy malas, y no se recomienda su compra. Se debe buscar un buen halógeno con batería recargable, como el Cateye HL-1600. Aun así conviene llevar batería de repuesto pues la autonomía difícilmente, si ofrece buena luz, supera 1 hora y media.

 De especial interés puede ser acoplar la dinamo a la linterna para recargarla en las cuestas abajo y en llano, de esta manera puedes alargar su autonomía y subirás las cuestas con buena luz, que es el problema de la dinamo.

Espero que con el tiempo salgan dinamos más eficaces, pues es el mejor sistema para llevar luz en cualquier momento, sin tener que acordarte de recargar baterías e incluso en rutas largas. En todo caso se debe llevar una bombilla de repuesto, pues no es raro que se fundan en ruta.

  • Catadióptricos para que te vean desde detrás.
  • Pilotillo de luces rojas intermitentes. Cuantas más lucecillas tenga mejor. Gastan poca pila y tienen una autonomía muy larga. Es una herramienta fundamental para que seas visto y su precio es muy bajo. Se acopla normalmente a la tija del sillín. Puede sacarse con facilidad  de su soporte y lleva un enganche para el cinturón o cualquier otra fijación.

Ropa:

  • Suficiente ropa de abrigo, pensando en cubrir las necesidades de cada estación. Posiblemente en invierno es cuando más importancia tiene y por ello la lista de ropa podría ser esta:
    • Guantes adecuados con posibilidad de añadir un fino guante térmico interior. En el mercado de la bici los hay muy buenos. Si uno quiere apañarse de otra manera un par de tinsulate para cuando apriete el frío y un par de forro polar con buenos agarres a los puños para los días normales del invierno.
    • Maiot largo y chaqueta de ciclista de invierno, preferentemente de Wind-Stopper, impermeable y transpirable. Como es una prenda cara, si no llegara el presupuesto podría servir un forro polar y un chubasquero para las bajadas.
    • Cubre orejas y braga para el cuello. Pueden servir dos bragas.
    • Zapatillas de invierno de ciclista con cubre-pies de invierno y calcetines buenos. Es la parte del cuerpo más expuesta al frío. También valen unas botas de montaña de invierno que pesen poco.
    • Chaleco reflectante.
    • En caso de frío muy intenso un pantalón chubasquero sobre el maiot completan la ropa que se puede utilizar.

  Agradecimientos:

            Agradezco al Excmo. Ayuntamiento de Cuenca  por incluir las salidas nocturnas en bicicleta dentro del programa “Esta Noche Toca” llevado a cabo en primavera-verano de 2.002.

            La participación de jóvenes a quien mostrar una nueva actividad deportiva ha sido muy satisfactoria y todos han disfrutado enormemente con ello.

            Me ha sorprendido encontrarme de noche con alguno de ellos y como viajeros errantes nos hemos saludado con afecto. 

            Finalmente os animo a probar. Quedareis satisfechos.

Pablo Martínez Espejo.

CLUB “EN RUTA”
C/ Alfonso VIII 89
CUENCA 16001
Tfno.: 969 22 97 78

Textos: Pablo Martínez Espejo.

 

Volver a Principal

 
Rutas en Cuenca Rutas por otras Provincias Socios
***** Documentos "En Ruta" *****
 
Agre.jpg (8415 bytes)

Diseño y Maquetación

acampamos.com

Apartado de Correos 639

45080-Toledo

Mail.jpg (8487 bytes)
Web en construción permanente

Atras_Principal.jpg (15662 bytes)