Ibón de Escarpinosa

Ibón de Escarpinosa

Rumbo al Ibón de Escarpinosa un puente de troncos cruza la Aigüeta de Batiselles, por lo que entramos en dominio del pino negro. Pronto estamos en la entrada al Valle de Batisielles, y vemos el pequeño ibón. Es un lugar muy bonito, y poco transitado.

 

FICHA TÉCNICA

  • Titular: Ibón de Escarpinosa.
  • Situación: Parque Natural Posets Maladeta.
  • Localidad: Benasque.
  • Provincia: Huesca.
  • Comunidad: Aragón.
  • Protección del entorno: Parque Natural.
  • Inicio: Hospital de Benasque.
  • Longitud: 14 Km (Ida y Vuelta).
  • Desnivel en Ruta: 820 metros.
  • Mayor altitud: Ibón de Escarpinosa, 2000 metros.
  • Combinación de vehículos: No.
  • Paisaje, Entorno: Bonitas vistas y panorámicas.
  • Equipo necesario: Básico de senderismo.
  • Dificultad: Baja. Apta para todo el mundo.
  • Tipo de ruta: Ida y Vuelta por el mismo camino.
  • Horario, Tiempos totales: 2 horas y 30 minutos (Solo ida).
  • Mejor época: Primavera, Verano, Otoño e Invierno.
  • Cartografía: Editorial Alpina. Mapa Aneto-Maladeta. Escala: 1:25.000.
  • Empresas de Guías: No hacen falta.
  • Coordenadas GPS: Ibón de Escarpinosa.
  • Latitud: 42º 38′ 50» N.
  • Longitud: 0º 30′ 21» E.
  • Autor del Artículo: Javier Crespo.

Situación del Ibón de Escarpinosa

Pasada la localidad de Benasque, dirección hacia el Hospital de Benasque, nos desviamos hacia la izquierda, donde un cartel informa del Valle de Estós, junto al Camping Chuise. Pronto empieza una pista forestal, que podemos apurar hasta llegar al aparcamiento «Borda Librada». En ese punto, comienza nuestra andadura.

Comienza la Ruta del Ibón de Escarpinosa

Estamos a más de 1300 metros sobre el nivel del mar e iniciamos nuestra ruta, en subida por la pista. Pronto nos encontramos una barrera que detiene a todo vehículo que se quiera adentrar en la zona. Tenemos a nuestra izquierda el Río Estós. Así, llegamos enseguida al Embalse de Estós, donde vemos la presa que retiene las aguas de este río.

Valle de Estós

Nuestra ruta se une ahora al Sendero de Gran Recorrido del GR-11, que discurre principalmente entre avellanos, abedules, tilos, fresnos, serbales y matorral de boj. Seguimos avanzando por unos parajes realmente bonitos y llegamos a un lugar que demuestra lo que comentamos. Justo donde cruzamos el Río Estós por un puente de madera tenemos la Palanca de Aiguacari. Debemos parar y observar las turbulentas aguas, que con esa fuerza golpean las rocas.

A partir de este punto transitamos por la umbría, lo que da lugar a claros de bosque, con prados de tasca alpina y pino negro. Ahora tenemos durante un rato, la vista del Pico Perdiguero, (3222 metros). El itinerario sube ahora por la margen izquierda del valle y alcanza la Cabaña de Santa Ana. Tenemos ahora la imagen de las praderas del valle, siempre con el río de fondo, hasta que llegamos al desvío para Batisielles.

Valle de Batisielles

Aquí vemos el camino para el Refugio de Estós que baja para cruzar las aguas, y seguir en otra dirección. Nosotros subimos hacia la derecha, siguiendo el cartel que así nos lo indica. Hace una hora desde que salimos del aparcamiento. Vamos ganando altura por un zigzag, que cubren bosques de avellanos y pinos. Las matas de frambuesa ocupan los linderos de nuestro recorrido. Seguimos subiendo, por lo menos, vamos a la sombra durante toda la ascensión.

A nuestra derecha, un puente de troncos cruza la Aigüeta de Batisielles, por lo que entramos en dominio del pino negro. Ahora sigue la subida, pero con menos dureza. Pronto estamos en la entrada al Valle de Batisielles, y vemos el pequeño ibón. Es un lugar muy bonito, y poco transitado. Hemos tardado dos horas en llegar hasta aquí. Tenemos treinta minutos hasta llegar a nuestro objetivo, que no es otro que el Ibón de Escarpinosa (2030 metros).

Ibón de Escarpinosa

Volvemos a iniciar otra subida, en dirección suroeste. Es una pradera entre pinos, donde a menudo la senda se confunde. Una gran cascada nos anuncia la cercanía del Ibón de Escarpinosa. Después de las fotos de rigor, continuamos ascendiendo, y llegamos a nuestra meta. Encontrar tanta cantidad de agua en plena armonía con la naturaleza no es fácil. Es un lugar, de esos en los que pasar las horas es lo más recomendable para olvidarse de todo, menos de lo que vemos en ese mismo momento. También podemos contemplar un gran salto de agua que luego son arrastradas hacia el río.

Esta ruta la realizaron, David y Javier.

El Dato

Tras comer, y dormir una pequeña siesta, volveremos por el mismo sitio por el que llegamos, y tardaremos en torno a las dos horas.

Enlaces de Interés

Texto y Fotos: Javier Crespo.

Valora este post

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! 🙁

Permíteme mejorar este contenido

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

No hay comentarios

Escribir un comentario