Icono del sitio Acampamos

Cañón del Vero

Cañón del Vero. Sierra de Guara. Alquezar, Huesca.

«El Cañón del Vero nos ofrece uno de los recorridos de barranquismo mas fascinantes del Parque Natural de la Sierra de Guara. Nos enfundaremos el neopreno para combatir sus frías aguas y disfrutaremos de uno de los cañones más bonitos y, relativamente fáciles de realizar. Serán unos 8km de oscuros, saltos, toboganes, caos, badinas, cuevas y estrechos. Toda una explosión natural que seguro despertarán nuestros sentidos»

FICHA TÉCNICA

Cañón del Vero

El Cañón del Vero nos ofrece uno de los recorridos de barranquismo mas fascinantes de todo el Parque Natural de la Sierra de Guara. Nos enfundaremos el neopreno para combatir sus frías aguas y desfrutaremos de uno de los cañones más bonitos y, relativamente fáciles de realizar. Serán unos 8km de cañón por el río donde disfrutaremos de oscuros, saltos, caos, badinas, cuevas y estrechos… Toda una explosión natural que seguro despertarán nuestros sentidos.

Situación

El Cañón del Río Vero se sitúa entre las localidades de Lecina y Alquezar (Huesca). Nos encontramos en el prepirineo aragonés y concretamente en la Sierra de Guara (Aragón). Aquí en esta preciosa población medieval vamos a pasar un par de días haciendo barranquismo, turismo y alguna que otra ruta de senderismo. Hay que tener en cuenta que el entorno da para esto y para mucho más.

Algo de Historia del Cañón del Vero

El Cañón del Vero es quizás una de las mejores representaciones del arte rupestre de toda la Sierra de Guara. Son más de sesenta los paneles con pinturas los que se reparten por sus cuevas, abrigos y oquedades. Aquí el hombre primitivo dejó un auténtico museo con pinturas rupestres al aire libre que hoy en día, y gracias al plan del parque cultural, se han catalogado y lo más importante, se han protegido.

Patrimonio de la Humanidad en el Cañón del Vero

En el año 1998 LA UNESCO catalogó estos abrigos como Patrimonio de la Humanidad en el apartado de arte rupestre del arco mediterráneo de la Península Ibérica. El arte rupestre del río Vero esta catalogado por tres tipos: Arte Paleolítico (40.000 A.C. – 10.000 A.C.), Arte Levantino ((8.000 A.C. – 3.000 A.C.) y Arte Esquemático (5.000 A.C. – 1.500 A.C.). Para aquellos que estén interesados en este tema o quieran hacer alguna visita guiada, tienen que saber que a lo largo del año los gestores del parque cultural ofrecen distintas actividades. En la parte inferior compartimos la información y enlaces por si alguna persona está interesada.

El Río y el Cañón del Vero en Datos

Las primeras fuentes del río Vero se sitúan a unos mil trescientos metros de altitud en las faldas del monte Capramonte, no lejos de la pequeña aldea de El Pueyo de Morcat. En la comarca de El Sobrarbe coge el agua de los barrancos de la Cercosa y Viñaza para ir haciéndose grande con manantiales y surgencias que, a su paso, vierten al rio. Pasado el Molino de Lecina el río se encañona de una manera impresionante. Las paredes verticales se aprietan por momentos y nos ofrecen todo tipo de cuevas talladas por los siglos y pintadas por el hombre primitivo.

Regando el Somontano

Cuevas sometidas a una fuerte erosión y agujereadas como si de un queso gruyere se tratara. A partir de aquí será el recorrido que nosotros haremos por el cañón del Vero hasta la localidad de Alquezar. Pasada esta población medieval y llegando al puente de Fuendebaños la paredes del río poco a poco se abren y el cañón desaparece, dando paso a las huertas de la comarca de Somontano para regar la ciudad de Barbastro antes de tributar sus aguas al río Cinca. Son unos sesenta kilómetros de recorrido algunos de ellos de una naturaleza tan impresionante como apasionante, siempre que estemos dispuestos a descubrirla.

Parque Natural Sierra y Cañones de Guara

«Los protagonistas del Parque Natural Sierra y Cañones de Guara son, sin ninguna duda, el agua y la roca caliza. El parque se caracteriza por altos cañones y profundos barrancos donde sus aguas trabajan en un proceso de desgaste. Con el paso de los años, han esculpido formaciones kársticas de gran belleza natural» En Preparación>>

Alquezar y El Cañón del Vero

«La pintoresca villa de Alquezar se asoma al río Vero desde las alturas y conserva de una manera óptima su estructura medieval. En lo más alto destaca su colegiata, que data del siglo XVI aunque se alzó sobre una fortaleza árabe del siglo IX. Calles estrechas y sinuosas, Conjunto Histórico Artístico y Pueblo Pintoresco de España son» En Preparación>>

Aproximación al Cañón del Vero

Desde aquí hacemos la aproximación en nuestros vehículos al inicio de nuestra aventura. Nos acercan compañeros que no harán el Cañón del vero, pero si harán la ruta de las Pasarelas del Vero desde Alquezar. Vamos por la carretera con dirección al Collado de San Caprasio. Atrás dejamos el camping de Alquezar, saltamos el Vero junto al camping del Río Vero, donde algunos metros más abajo se sitúa el puente medieval de l’ Albarda (Siglo XIII) que bien merecen una parada para conocerle.

Centro de Arte Rupestre de Colungo

Pasamos la localidad de Colungo donde se encuentra el centro de arte rupestre. Si estamos interesados en descubrir los abrigos y pinturas que nos dejó el hombre primitivo, hay que pasar por aquí para recabar información. Así como si queremos hacer algunas rutas de senderismo interesantes como la que nos acerca al arco de piedra natural de la Cunarda o la ruta del Tozal de Mallata entre otras. Son unos 20Km (30 minutos) los que separan Alquezar del Collado de San Caprasio.

Collado de San Caprasio

Llegamos al Colado de San Caprasio y aparcamos nuestros vehículos. Vamos a entrar en el cauce del vero descendiendo por el Tozal de Mallata. Esto nos hará ganar una hora respecto a si entramos por el Molino de Lecina, que es por donde entre la primera vez que hice este cañón. Además también hice el Cañón del Basender. Pero ya ha llovido de esto, han pasado ya más de treinta años. Mis primeros barrancos, el Cañón del Vero y el Cañón del Basender.

Ruinas de la Ermita de San Caprasio y Abrigos Rupestres

Desde el Collado de San Caprasio se hacen visitas guiadas de lo más interesantes gestionadas por la oficina de turismo, tanto a los abrigos de Mallata o Arpán, como a los abrigos de Chimiachas y los Covachos de Barfaluy. En la parte inferior podemos ver la información y enlaces para los que quieran saber más de ellas. Cogemos camino hasta el fondo del cañón y pasamos junto a lo poco que queda (algún murete) de las ruinas de la antigua Ermita de San Caprasio. Aquí un panel informativo nos cuenta su historia y la leyenda de San Caprasio dice así:

«San Caprasio fue obispo de Agén (Francia) bajo el mandato del emperador romano Diocleciano (Siglo IV). Los cristianos sufrían crueles persecuciones y para huir de ellas. Caprasio se ocultó en una cueva. Estando ahí, llegaron a sus oídos noticias de la fortaleza con que una mujer llamada Fe, defendía sus creencias religiosas. Animado por esto, abandonó su escondite para enfrentarse a sus perseguidores. Ambos murieron martirizados»

Zona Arqueológica del Collado de San Caprasio

Además de la ermita, esta zona es rica en vestigios que nos dejaron nuestros antepasados. Aquí hubo un poblado y su necrópolis, como lo atestiguan las excavaciones que se llevaron a cabo en un pequeño yacimiento arqueológico.  Se encontraron restos óseos y utensilios de aquella remota época.

 Abrigos de Mallata y Arpán

Este parque cultural es rico tanto por su entorno natural, como por la gran historia que posee. Desde el collado de San Caprasio parte una ruta de senderismo de unas tres horas que nos acerca a conocer los abrigos de Mallata y los abrigos de Arpán. Por supuesto podemos completar la travesía subiendo al Tozal de Alquezar, pero esto nos llevará una hora más. Además de contemplar de cerca las pinturas rupestres detrás de la reja que las protege, las panorámicas que tendremos del cañón del Vero, ya de por si, harán que haya merecido la pena hacer esta ruta.  Seguro que no defrauda.

Inicio del Cañón del Vero

El sendero que nos acerca al rio desciende por debajo de los abrigos de Mallata, prestamos atención en lo que estamos haciendo porque la senda tiene mucha vegetación y es un tanto vertical. No es difícil porque tenemos muchos y buenos agarres para asegurarnos, pero si requiere algo de soltura en algún que otro paso. Pequeñas cuevas y abrigos visten esta entrada al cañón, agujereando y desgastando la roca caliza. Por encima de estas curiosas formaciones es donde se encuentran los abrigos de Mallata anteriormente comentados.

Nuestra guía en esta Aventura

Una vez en el río hacemos un tentempié rápidamente y nos enfundamos el neopreno y… al agua patos. Nos damos el primero de los muchos chapuzones que vamos a tener en esta jornada de barranquismo. Para enseñarnos el cañón del vero de una manera óptima nos acompaña nuestra amiga Tania de la empresa Canyontrek Guara. Ella va a ser nuestra guía en esta aventura y gran conocedora del entorno.

Lo que vamos a vivir

Con su ayuda vamos a descubrir los lugares más chulos y más bonitos en este descenso. Seguro que nos divertiremos con algún que otro tobogán, saltando en pozas de color turquesa, explorando cuevas, oscuros y sifones. Pasaremos por lugares tan estrechos que apenas pasará nuestro cuerpo, que me lo digan a mi 😊. En definitiva vamos a vivir el cañón a lo grande y nuestra guía se va a encargar de que lo disfrutemos. Gracias Tania por ser tan profesional y por enseñarnos esta maravilla natural👍.

Disfrutando el Entorno

Andamos por el agua despacio y con precaución por la gran cantidad de piedras que hay en el fondo que nos ralentiza la marcha. Prestamos atención donde pisamos y el despiste nos lleva a algún que otro tropiezo que nos saca la mejor de nuestras sonrisas. El cañón ahora es grande y amplio, con acantilados perforados por cuevas en su parte más alta. Es tan vistoso que no paramos de mirar para todos los lados. Todo nos llama la atención y lo observamos con detalle mientras andamos. Atrás dejamos el Tozal de Mallata que se encuentra por encima de nuestras cabezas y el cañón según avanzamos se va cerrando por momentos.

Primer Caos y Oscuros del Cañón del Vero

Se nota que nos acercamos a los oscuros y también al primer salto que nos mete en el primero de los caos (derrumbe) que vamos a superar. Apenas tres metros y nos hacemos todo tipo de fotos de lo más graciosas saltando al agua. Nadamos entre estrechos por este primer caos y entramos en los oscuros del vero. Realmente precioso es este sitio formado por grandes bloques. Una especie de cueva de grandes proporciones donde se filtran algunos rayos de sol que iluminan una poza descaradamente bonita. Curioso lugar sin duda, al igual que la salida de los oscuros y del caos.

Desfiladero de las Clusas

Por momentos avanzamos con una relativa rapidez cuando el terreno nos deja y otras veces ralentizamos la marcha. Este es un tramo de enlace entre los caos superiores de andar por el agua que se hace un tanto monótono y algo pesado. Transitamos por el desfiladero de las Clusas, donde buscamos un buen lugar y aprovechamos para comer. Así amenizamos un poco esta parte menos divertida. De nuevo nos ponemos en marcha y agradecemos cuando el cañón se aprieta para meternos por un estrecho pasillo.

Juegos de Agua y Saltos

Nadamos por largas badinas que agradecemos y disfrutamos, nos encanta estar en el agua. Jugamos en algunas pozas, trepando por las paredes para saltar al agua o buscando deslizarnos a modo de tobogán. Volvemos a divertirnos y a saborear los encantos del Vero que son muchos. Además nuestra guía nos inmortaliza con un montón de fotos que nos mandará y nos llevaremos a casa. Un bonito recuerdo de este día que sin duda agradecemos y no olvidaremos fácilmente.

La Cocineta y La Gran Visera

Llegamos a la zona conocida como ‘La Cocineta’ una formación rocosa por donde salta el último rápel del Barranco de Chimiachas. Algo más adelante nos aguarda un nuevo caos donde se encuentra otro de los lugares curiosos e interesantes del Cañón del Vero: ‘La Gran Visera’. Zona exclusiva de escaladores con vías de gran dificultad por la inclinación de la pared. Podemos ver las chapas que trepan buscando las alturas y se acercan a lo más alto, donde se encuentra el columpio. Estamos hablando de una formación que se va inclinando desde el cauce del río y va in crescendo hacia arriba formando un ángulo que se va cerrando en su parte final. Esto hace que los rayos de sol no pasen y ofrece una gran zona de sombra que se agradece sobre todo en los meses estivales cuando pega a base de bien, por este motivo su curioso nombre.

Caos de la Gran Visera

Entramos en el caos de la visera, quizás uno de los lugares más bonitos del cañón. Una zona semi-subterránea que el río ha ido trabajando y desgastando a su paso y antojo. Pequeñas piscinas dentro de grandes piedras talladas por el tiempo. Aguas turquesas que se apagan en sus zonas más sombrías y lucen con notable belleza cuando el sol las ilumina. Rocas perforadas por donde nos metemos a modo de ventanas que se abren al encanto y nos ofrecen todo tipo de formaciones esculpidas cual cincel a golpe de siglos. Todo ello rematado con un tobogán de aguas blancas, rápidas y alegres que nos sacará de esta bonita zona y pondrá fin a la parte alta del cañón del vero integral y nos dará paso al Vero inferior.

Cañón del Vero Inferior

Estamos en el ecuador del recorrido donde se inicia el segundo tramo de nuestra aventura. Una zona menos salvaje que la anterior pero a su vez de innegable belleza. Este tramo se puede contratar para no hacer el Vero integral y de esta manera disfrutar de una manera más pausada, más amena y menos larga. Así no tendremos un desgaste físico tan grande sobre todo por la longitud del recorrido completo. Este es un dato a tener en cuenta que hay que valorar si nuestra forma física tiene alguna carencia, si vamos con lo peques de la casa o si los años ya nos caen como losas y van haciendo mella en nuestras facultades. Si es así, al final del recorrido nos puede pasar factura.

Tercer Caos del Cañón del Vero

Dicho esto vamos con el vero inferior que al momento, nos enseña el primero de los dos caos de que consta esta segunda parte del recorrido. Es una secesión de grandes bloques de piedra los que conforman este derrumbe. Vamos sorteando este laberinto cárstico por zonas realmente bonitas. Pequeñas badinas y zonas de cuevas con chorros que saltan juguetones entre las piedras. Árboles atrapados y fosilizados que se confunden con la roca caliza. Nos metemos por sitios tan inverosímiles y curiosos que hace que trabajen todos nuestros músculos. Nos salen al paso todo tipo de formaciones algunas de ellas lamidas y suaves por el continuo día a día del agua. Pasos entre piedras que trepamos para luego descender y continuar con nuestro avance por esta zona central del cañón de Vero.

Badinas y bloques

Ahora el cañón se pinta de verde por la vegetación que aflora por todas partes. El contraste es grande, por un lado, las aguas turquesas iluminadas por el sol, y por el otro, las paredes anaranjadas que se alzan majestuosas mezclándose con la floresta. Todo un espectáculo de luz y color con una bonita mezcla que nos gusta. Nuestro avance progresa relativamente lento entre badinas y bloques. Somos un grupo grande (diez personas) y esto hace que el ritmo de marcha disminuya. Sobre todo en los pasos más complejos o más deportivos, donde se forma un pequeño ‘atasque de personas’ a modo de embudo. Pero poco a poco y uno a uno vamos superando los pequeños obstáculos que nos va poniendo el cañón de Vero.

Mayores Gozando como Niños

Llegamos a una nueva zona de juegos con algunos saltos que muchos del grupo (los más jóvenes) no dudan en disfrutar como si de niños se tratara. Estos locos mayores se comportan y gozan como los más pequeños de la casa. Por este motivo el Vero inferior es ideal para ir acompañados de los peques de la familia que se lo pasaran, sin ningún tipo de duda, en grande. Eso sí, siempre acompañados de un guía profesional que velará por la seguridad y nos dará la necesaria tranquilidad y confianza para meter a nuestros hijos en esta aventura acuática.

El Último Caos

Llegamos al último caos donde nos aguardan nuevas sorpresas. Nos volvemos a meter por una nueva zona un tanto subterránea, donde el agua busca su curso sorteando bloques y formando pequeñas cascadas que utilizamos a modo de tobogán. Zonas inundadas con rincones realmente chulos que observamos detenidamente y comentamos entre nosotros. Entre oscuros donde apenas pasa la luz buscamos la única claridad que divisamos e intuimos que es su única salida. El cañón nos guía con sabiduría. De nuevo la luz vuelve a ser protagonista, espectacular. Pozas fluorescentes que los rayos de sol se encargan de resaltar brillando con poderío. Contrastes y juegos de luces que nos llaman poderosamente la atención. Sin duda disfrutamos de las maravillas naturales que esconde el cañón del Vero. Seguro que no nos dejará indiferente este último caos a ninguno de nosotros.

El Paso del Gordo

Pero aún hay más, un paso estrecho, muy estrecho diría yo, que pondrá a prueba nuestra destreza y nuestra forma física. Es el ‘paso del gordo’ que, ni nosotros mismos nos creeremos que podremos entrar por esta apretada grieta. Entre sonrisas, con destreza, de costado y haciendo algo de fuerza se supera este nuevo obstáculo. Un paso angosto por donde cabe todo el mundo, o casi todo el mundo mejor dicho😊.

Garganta de Villacantal

Dejando el último caos atrás nuestro camino entra en la garganta de Villacantal. Ahora si cunde la marcha y avanzamos más rápido por un sendero que discurre paralelo al cauce y comparte la vegetación de ribera. Vamos saltando de cuando en cuando el río y cambiamos varias veces de orilla. Siempre guiados por un sendero que en esta parte del nuestra ruta esta mucho más trillado. Esto es por las cercanías del puente de Villacantal donde hay una camino ancestral y varias rutas de senderismo que lo cruzan.

Puente Románico de Villacantal

La llegada al Puente de Villacantal de origen medieval (Siglo XVI) nos indica que hemos llegado al final del descenso. Por este puente cruzaba la antigua ruta que unía la Comarca del Sobarbe y la localidad de Alquezar con la ciudad de Barbastro. Es de destacar su fábrica con un diseño un tanto curioso. Tiene un ángulo en forma de codo y un par de ojos a cada lado. Esto es para aguantar los fuertes envites de las grandes crecidas que soporta el Vero sobre todo en época de fuertes lluvias. Es tan efectivo este tipo de diseño que ahí esta la obra monumental después de los siglos. Aquí nos hacemos la foto grupal que quedará plasmada de recuerdo para siempre.

Cueva de Picamartillos y final del Cañón del Vero

Algo más adelante el Barranco de Lumos entra en el vero por nuestra izquierda entre una gran vegetación. Pero nosotros continuamos avanzando por las orillas del río y en en poco tiempo llegamos a la Cueva de Picamartillos. Nos acercamos a este abrigo que se abre grande y de enormes proporciones. Aquí nos quitamos el neopreno y le lavamos un poco en el río para quitar los restos de barro que puedan quedar. Esta es la parte baja de la famosa ruta de las Pasarelas de Vero.

Pasarelas del Vero

Si continuamos río abajo por las pasarelas voladas en la pared llegaremos por la Garganta del Castillo a la bonita presa por donde cae el vero en cascada y a la postre siguiendo la ruta subiremos a Alquezar dando un bonito rodeo con miradores que se asoman al cañón. Pero eso lo dejaremos para otra ocasión y lo contaremos en otra reseña. Vamos a remontar pues la pasarela hasta Alquezar por el Barranco de la Fuente (35 minutos) y unos ciento cincuenta metros de desnivel en apenas un kilómetro y medio.

Barranco de la Fuente

He de reconocer que a mi me costó bastante más ya que el cansancio acumulado de todo el descenso me paso factura en esta fuerte subida. Pero bueno, los treinta y cinco minutos de subida se convirtieron en una hora. Es que los sesenta palos ya nos los cumplo. Estamos alojados en el Camping de Alquezar y ahora toca relajarnos, cenar ligero y comentar las incidencias del día. Hoy seguro que vamos a dormir a pata suelta. Además hemos pasado toda la noche de viaje para llegar desde Toledo a Alquezar y apenas hemos dormido. Seguro que nuestro cuerpo lo agradecerá y toca descansar por que mañana hay muchas más aventuras.

Coordenadas GPS del Cañón del Vero

El Cañón del Vero se puede seguir al detalle. Desde la plataforma de ‘Wikiloc’ se puede bajar y cargar en vuestros dispositivos móviles o GPS. Aquí os dejamos el enlace y la info para descargar. Esta ruta se la debemos a los autores de este artículo.

Como todos sabéis desde la plataforma además de las coordenadas GPS se ofrece mucha información de la actividad del Cañón del Vero. Desde el Track GPS, hasta datos de interés que van desde el punto de inicio/final, mapa de la ruta, perfil, waypoint, desniveles positivo y negativo, distancias, alturas, tiempos y coordenadas. Toda la información que necesitamos para realizar esta actividad.

Más Información

Recomendamos a todo el mundo que realice este descenso, porque es una maravilla natural. Hay que tener en cuenta que este deporte tiene sus riesgos y si no conocemos el cañón o no tenemos nivel, la mejor opción será siempre contratar un guía. Además así se disfrutará mucho más, ya que nuestro guía profesional nos enseñará lugares que para los ojos de los que no lo conocen pasarán desapercibidos… y lo más importante, pagaremos seguridad, que no tiene precio. En la Sierra de Guara hay muchas empresas de aventura, pero yo recomiendo hacer las actividades con la empresa Canyontrek Guara, por dos motivos: Primero por la experiencia que nosotros vivimos que doy fe de ello. Segundo porque son guías súper profesionales que nos enseñarán el cañón de la mejor manera posible adaptándose a las cualidades del grupo. Por estos motivos los recomiendo sin dudar. Aquí os dejo sus datos:

El Dato del Cañón del Vero

Para realizar el Cañón del Vero como lo hemos hecho nosotros, la combinación de vehículos es obligada. Tenemos que dejar uno de ellos en el parking de Alquezar, en la parte alta de la localidad. Mientras con el otro nos desplazaremos los 20Km hasta el Collado de San Caprasio, donde le estacionaremos en un pequeño parking. O bien, buscar a alguien que nos acerque que es lo que hicimos nosotros. Desde la localidad de Alquezar  y desde la localidad de Lecina parten dos rutas que últimamente han cogido gran fama, y si estamos en la zona, no podemos dejar de hacer, ambas están equipadas, una con pasarelas y la otra con escaleras, pasarelas y pasamanos. Ésta última no apta para personas con vértigo. Estamos preparando estos dos nuevos artículos.

Pasarelas del Río Vero

«Desde la localidad de Alquezar vamos a conocer la ruta de las Pasarelas del Río Vero. Una interesante ruta circular de senderismo que nos ofrecerá las mejores vistas del Cañón del Río Vero. Vamos a realizar un camino equipado con pasarelas ancladas en la pared que nos llevará hasta el Mirador del Río Vero» En Preparación>>

Ruta de las Escaleretas

«La ruta de las Escaleretas se termino de acondicionar en el año 2022 y desde esa fecha son muchos los que nos hemos acercado a disfrutar de este sendero equipado. Una ruta un tanto aérea que conecta de forma muy aventurera y super panorámica los cuatro abrigos rupestres: Gallinero, Lecina Superior, Escaleretas y Barfaluy» En Preparación>>

Visitas Guiadas por el Cañón del Vero

Si estamos interesados en realizar alguna visita guiada, como hemos comentado anteriormente nos tenemos que dirigir a la Oficina de Turismo de Barbastro. Aquí nos darán la información de todo lo que queramos saber, visitas guiadas, mapas, folletos de rutas y todas las actividades de esta comarca del Somontano. También podemos llamar por teléfono y resolver cualquier duda. Telf: 974 308 350. Visitas Guiadas>>

Oficinas de Turismo y Centros de Interpretación

Si estás buscando algún tipo de información más concreta del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara o del Parque Cultural. Aquí os dejamos la info de las oficinas de turismo y de los centros de información con sus respectivos teléfonos por si queréis llamar.

Cuatro días de Aventura en el Pirineo

El Cañón del Vero es la primera aventura de los cuatro días que tenemos programados en este viaje por Pirineos. Mañana temprano pondremos rumbo a Espot y al Parque Nacional de Aigües Tortes y Lago de San Mauricio. Nuestra idea es hacer cumbre a la Gran Aguja de Amitges a la que dedicaremos toda la jornada. Más adelante os contaré si lo conseguimos o no en un próximo artículo. El tercer día de aventura tenemos contratado en Sort el Rafting del Noguera Pallaresa que volvemos a realizar después de algunos años. Esto nos ocupara toda la mañana. Para la tarde nos acercaremos al Valle de Focsa para coger el teleférico del Lago Gentau que tenemos reservado. Una vez arriba nos acercaremos a disfrutar de esta bonita zona de montaña para llegar al refugio de Colomina y a sus lagos circundantes. Lago de Colomina, Lago de Frescau y Lago de Mar.

Vuelta a Casa

El ultimo día toca la vuelta vuelta a casa (Toledo) pero antes pararemos en la Sierra de Montsec para hacer la ruta de las Pasarelas de Monfalcó. Aparcaremos un par de coches en el parking de la Masieta (Lérida) y otro par de ellos en el Albergue de Monfalcó (Huesca). Subiremos a la Ermita de Santa Quiteria para disfrutar en lo alto las panorámicas del Embalse de Canelles. Por las sinuosas y verticales escaleras saltaremos el puente del río Noguera Ribagorzana que une ambas provincias. Sí o sí, nos cruzaremos con nuestros compañeros que van haciendo la ruta a la inversa y cambiaremos las llaves de los vehículos. Entraremos en el Congost de Montrebei que ya conocíamos para llagar a los coches y nos reagruparnos en la oficina de Turismo de Viacamp. Parada a comer y ya todos juntos vuelta a casa y final del intenso viaje de aventura por los Pirineos. El año que viene más y mejor 😊.

Continuar Nuestra Aventura por el Pirineo: En Preparación Gran Aguja de Amitges>>

Quizás te Interese…

Quizás te interese conocer estos sitios que compartimos por encontrarse relativamente cerca del Cañón del Vero. Son sitios que si estamos de viaje por Huesca y disponemos de tiempo, quizás podamos visitar. Seguro que no nos decepcionarán y así tendremos la información.

Ferrata Espolón de la Virgen y Barranco de la Virgen

«La Ferrata Espolón de la Virgen no ofrece al aventurero grandes dificultades técnicas. Ofrece la belleza de la Sierra de Guara en todo su esplendor. La recompensa de llegar a la Ermita de la Virgen del Castillo por tramos aéreos y verticales, para posteriormente descender el barranco del mismo nombre es una» Leer más>>

Cañón de Oscuros del Balced

«El Cañón de los Oscuros del Balced nos sitúa el inicio en la localidad de las Almunias de Rodellar. Vamos a realizar uno de los barrancos clásicos de la Sierra de Guara. Aunque es un barranco algo corto, no está carente de alicientes para no acercarse a conocerle ya que lo tiene todo. Además nos ofrece oscuros» En Preparación>>

Cañón de la Peonera

«El Cañón de la Peonera es el descenso más demandado de toda la Sierra de Guara, es todo un clásico. Dispone de todo lo necesario para disfrutar de una estupenda aventura. Tiene un buen caudal (incluso en verano) por lo que lo hace muy acuático. Nos regala bonitos rincones para superar sifones, estrechos, oscuros y todo» Leer Más>>

Enlaces de Interés

Textos: Acampamos.com. Fotos: CanyonTrekGuara.

AVENTUREROS DEL MUNDO

Suscríbete a nuestra revista digital para estar al día de las nuevas entradas y contenidos de interés para viajeros. ¡Prometemos no enviar spam!

¡Gracias por suscribirte a Aventureros del Mundo!

Salir de la versión móvil